sábado, 16 de julio de 2016

--En manos de gente... más dura de cerviz,-- Alma 20:28-30

Alma 20:28-30

(Aprecio el enfoque forzado que resulta de este estudio segmentado de grupos más pequeños de versículos. Lo que de otro modo apenás pudo aparecer como una nota final a ésta capítulo, estos tres últimos versículos en sí  comunican algunas verdades importantes.)
"Pues resultó que fue su suerte haber caído en manos de gente más obstinada y más dura de cerviz;" (vs. 30)
 La redacción de este versículo me causa tener en cuenta diferentemente esta situación -- y muchos otros como este. Estoy seguro cuando leo ésto que en circunstancias diferentes, los misioneros que cayeron en manos de tales individuos depravados podrían haber experimentado tanto éxito tal como resultó con su hermano Ammón. Esta recordatorio es importante: no condenar al pobre o desafortunado por sus circunstancias.

Para mi, me parece que el mensaje mayor es uno de socorro y alivio. Estos dos discípulos del cariño Cristo cariño van al rescate de sus hermanos quienes --habían padecido hambre, sed y toda clase de aflicciones.-- Ammón --se entristeció mucho-- al hallar a sus hermanos en esta condición. (vs. 29)

 Y, sin embargo, lo más que indago en las notas de pie, me doy cuenta de que estos sufrimientos parecen servir un propósito también. Un concordancia me lleva al próximo capítulo (Alma 21:14, véase también vs 15-17) donde se dirige a su sufrimiento en Middoni. Me parece que su sufrimiento fue un precursor a su éxito. La linea final en 20:29 parece ser la llave: -- fueron pacientes en todos sus sufrimientos.-- La linea es vinculado (lazado) a un promesa que se les hizo al principio de su ministerio:

--...empero seréis pacientes en las congojas y aflicciones, para que les deis buenos ejemplos en mí; y os haré instrumentos en mis manos, para la salvación de muchas almas.-- (Alma 17:11)
Si Ammón y Lamoni no habían rescatado a sus hermanos del cárcel, si Aarón y sus compañeros no habían sufrido las cosas que sufrieron en el cárcel, una porción significante de su éxito no habían sido logrado.

Véase también Refugio de la tempestad

jueves, 7 de julio de 2016

--En tu ira, tu alma no podría ser salva,-- Alma 20:8-27

Alma 20:8-27
  • "Porque la ira del hombre no produce la justicia de Dios." James 1:20
  • "He aquí, esta no es mi doctrina, agitar con ira el corazón de los hombres, el uno contra el otro; antes bien mi doctrina es esta, que se acaben tales cosas." 3 Nephi 11:30 
Estos viente versículos contienen un relato del encuentro de Ammón y Lamoni con el padre de Lamoni, el rey sobre toda la tierra. Sin presentación ni explicación, el padre de Lamoni inmediatamente marcó a Ammón como --uno de los hijos de un mentiroso.-- (vs. 10)

Al dar respecto a su padre, Lamoni explica la causa por tardarse. Entonces, --para asombro de él, su padre se enojó con él.--(vs. 13, énfasis añadida) Hay dos direcciones que deseo dirigirme con este versículo.

Primero, fue sorprendente a Lamoni que su padre le respondió con enojo. Yo no sé si esto fue porque su padre siempre había sido un hombre pacífico hacia su hijo, o si fuera porque Lamoni esperaba haber recibido una respuesta distinta después de oír los acontecimientos milagrosos de su conversión. ¿Porqué está asombrado Lamoni? No sabemos en la actualidad, pero tal vez tenia algo que ver con la novedad de su conversión al evangelio de Cristo, y su falta de experiencia con la oposición a la obra de Dios.

Segundo, en todo que contesta el rey a Lamoni, está sesgado por su enojo.
Lamoni, vas a librar a estos nefitas que son hijos de un embustero. He aquí, él robó a nuestros padres; y ahora sus hijos han venido también entre nosotros a fin de engañarnos con sus astucias y sus mentiras, para despojarnos otra vez de nuestros bienes.
Esto es la segunda vez que el rey se refiera a sus creencias estereotipadas que todos los nefitas fueran embusteros. Luego el rey manda a Lamoni que matara a Ammón, lo cual se niega hacerlo. Ésto provoca la ira del rey aún más, hasta el punto de que el rey se alista matar su propio hijo.

Ammón, quien no sea asombrado como Lamoni, ni enojado como su padre el rey, se adelanta y comienza a instruir al rey. Ammón no pierde tiempo para llegar al núcleo de la cuestión. --Mas si tú, en este momento cayeses en tu ira, tu alma no podría ser salva.-- (vs. 17)

El rey rechaza al consejo de Ammón y en su lugar torna su enfoque en tratar de matar a Ammón, a quien él siente de todos modos que sea causa de todos sus problemas. Sin embargo, Ammón cambia la situación con unos pocos movimientos rápidos, poniéndose en posición para matar al rey si lo gusta. Pero ésto no es la intención ni el motivo de Ammón. 

De repente, al estar en un posición de vulnerabilidad, rogando para la preservación de su propia vida, el rey ya está lista para dar a Ammón cualquier cosa que le gusta. Sin embargo, Ammón no se desvía. No pausa para orar sobre el soborno de poder último en el reino de los lamanitas. Sin desanimarse y sin cambiarse por las súplicas del rey, la petición de Ammón es para librar a sus hermanos y para que Lamoni retiene su lugar como rey de su propia tierra.

Últimamente, fue la muestra del amor de Ammón para Lamoni que causó que se ablandara el corazón del rey anciano hacia él. Asombroso, milagroso amor que no busca el orgullo o la vanidad. El principio fue tan extranjero para el rey.

¡Yo, támbien, hallo a este punto fascinante! No fue el testimonio de la experiencia de Lamoni que ablandó el  corazón de su padre, aún que proveyó una fundación. No fue una respuesta enojoado, de igual furor a las amenazas del rey que ablandó su corazón. Fue un acto de caridad y de defensa abnegada que proveyó la sustancia de conversión -- enseñanza junto con acción:
Y cuando vio que Ammón no tenía ningún deseo de destruirlo, y cuando vio también el gran amor que tenía por su hijo Lamoni, se asombró en sumo grado... Pues el rey estaba sumamente asombrado de las palabras que Ammón había hablado, así como de las palabras que había hablado su hijo Lamoni; por tanto, estaba deseoso de aprenderlas. (vs. 26-27)

 

miércoles, 22 de junio de 2016

--Nadie me lo ha dicho sino Dios,-- Alma 20:1-7

Alma 20:1-7

El rey Lamoni invita Ammón para acompañarlo a conocer su padre el rey. Me impresiona por cuán claramente Ammón puede recibir las directivas divinas, o lo que más comúnmente llamamos la revelación personal. El relato no indica la hora en que vino la revelación a Ammón, sea inmediatamente después de la invitación de Lamoni o tal vez más adelante en un momento de quieto reflexión y oración.

Es también impresionante cuán rápido responda Lamoni a esta directiva divina una vez que se entera de su fuente.(véase vs. 5-6) Entonces en verseículo 7, hay también un cambió de actitud de parte de Lamoni. Donde al principio, Lamoni pensó en congraciarse con el rey de la tierra de Middoni, quien fue amigo suyo. Ahora Lamoni declara que él abogará con el rey para el rescate de los hermanos de Ammón. Hay algo en saber que la directiva fue en actualidad un mandato divino que cambió la actitud de Lamoni y su sentido de urgencia. De repente, no fue una injusticia social que necesitó ser rectificado; sino que fue la palabra de Dios directamente a su siervo designado. Lamoni tanto reconoció y reverenció como tal.

(El Espíritu del Señor ha verificado este punto final en mi mente esta mañana. Me causa considerar cuanto me ha beneficiado la vías del Señor que se halla en este volumen de escritura.)  

En contemplar la respuesta de Lamoni, me causa considerar también la profundidad de su conversión como se relata en el capítulo anterior.

---

Hay una cosa a que no atendí en este grupo de versículos. Es la declaración simple al principio del capítulo que podía haber tomado una volumen entera en sí misma. Versículo 1 lea: -- Y sucedió que después que hubieron establecido una iglesia en esa tierra...-- El fin del capítulo anterior dice que ellos establecieron una iglesia entre los que han creído. Me parece que esto no fue algo que sucedió instantáneamente, sino que requirió a un empeño particular por la parte de Ammón y todos los involucrados.

sábado, 21 de mayo de 2016

--En el Acto... Él... Empezo... a Enseñarles,-- Alma 19:31-36

Alma 19:31-36

El rey ya ha despertado de su tranza y versículo 31 dice así:
Y en el acto, viendo él la contención entre los de su pueblo, se adelantó y empezó a reprenderlos y a enseñarles las palabras que había oído de la boca de Ammón; (énfasis añadida)
Esto es recordativo de la actitud de Nefi hacia la palabra de Dios y su fe en esta.
...yo, Nefi, hablé mucho a mis hermanos... porque se habían humillado a causa de mis palabras; pues les dije muchas cosas con toda la energía de mi alma. (1 Nefi 16:22,24)
Mormón hace una observación parecido acerca de la confianza de Alma en la palabra de Dios:
Y como la predicación de la palabra tenía gran propensión a impulsar a la gente a hacer lo que era justo —sí, había surtido un efecto más potente en la mente del pueblo que la espada o cualquier otra cosa que les había acontecido— por tanto, Alma consideró prudente que pusieran a prueba la virtud de la palabra de Dios. (Alma 31:5)
Al regresar al relato del rey Lamoni, Ammón y los siervos del rey también añadan sus voces al testimonio del rey. Dice las escrituras que la gente respondió a sus enseñanzas así: -- y cuantos oyeron sus palabras creyeron y se convirtieron al Señor.--(vs. 31Versículo 35 también dice: --que hubo muchos que creyeron en sus palabras; y cuantos creyeron, fueron bautizados;--

--
El próximo versículo lea así: --Pero hubo muchos entre ellos que no quisieron oír sus palabras; por tanto, siguieron su camino.-- (vs. 32, énfasis añadida ) Hay una nota de pie (en inglés) en la palabra --muchos-- que me llevó a la tema de Hombre, Natural, No Renacido Espiritualmente (en inglés) en la Guía Temática.
Un breve repaso me a llevado a los libros de Jonás, Lucas, Juan, y los Romanos. Estós son algunos de los aspectos destacados:
  • Jesús dijo, --Os es necesario nacer de nuevo.--(Juan 3:7)
  • Él también dijo, --Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; pero Dios conoce vuestros corazones, pues lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.--(Lucas 16:15)
  • --No hay justo, ni aun uno;-- (Romanos 3:10)
Entonces, hay una abundancia de referencias en las escrituras del hombre natural en el Libro de Mormón, especialmente en los libros de Mosíah y Alma. El efecto total me lleva a concluir que muchos del mundo son perdidos a las cosas de Dios.

Al fin de este capítulo, el rey, la reina, y todos sus siervo testificaron delante del pueblo que sus corazones se habían cambiados, que ya no más tenian deseos de hacer mal (véase vs. 33) ¡Qué contraste con el hombre natural!

--
Al final de este grupo de versículos es una resumen de los dos y medio capítulos anteriores, los cuales concluyen con este simple observación: --y vemos que su brazo se extiende a todo pueblo que quiera arrepentirse y creer en su nombre.-- (vs. 36) ¡Oh cómo amo a esta doctrina particular! Dios es misericordioso con todos quien creen. Él no excluye ni hace excepción para cualquier hombre, pero la norma es la misma para todos: --Arrepentíos, y os recibiré.-- (Alma 5:33)

martes, 17 de mayo de 2016

--Pensando que... Los Haría Creer en el Poder de Dios,-- Alma 19:14-30

Alma 19:14-30

Ammónn vea; los siervos vean; la criada de la reina, Abish, vea; todo esto a causa de las manifestaciones directas del Espíritu Santo basado en un entendimiento correcto de verdades eternas.

Versículo 14 dice que Ammón vio que el Espíritu del Señor deramó sobre los lamanitas de acuerdo con sus oraciones. Fue en el ver y discernir del significado del derramamiento del Espíritu del Señor sobre los lamanitas, un grupo de gente que han sido la fuente de tanta contención y pleito entre su propio pueblo, que Ammón se sintió un profundo sentido de gratitud hacia Dios por lo que había sucedido. Tan grande fue el gozo que él ya se sintió que lo dominó su cuerpo físico, tal como acaba de suceder momentos antes al rey y la reina.

Esto deja a los siervos del rey y la reina, quienes cuando vean estos tres lideres dominados por el Espíritu, ellos también comienzan a orar por causa del temor del Señor que viene sobre ellos. Esto causa que todos ellos caen al suelo. Todos en la casa del rey ya está postrado en el suelo, salva a Abish, quien ya había sido convertido al Señor sin haberlo hecho saber.


Cuando Abish vea lo que ha sucedido, y al comprender la razón por ello, ella vea un oportunidad para bendecir a la comunidad que la rodea también. Al invitar al pueblo a venir a la casa del rey para ver al rey, la reina, Ammón, y todos los siervos del rey dominados por el Espíritu, Abish espera que esto --los haría creer en el poder de Dios,-- (versículo 17).

Sin embargo, lo que resultaba fue la confusión, y in lugar de decir que había una gran contención entre el pueblo por causa de lo que vieron, el relato de las escrituras toma esfuerzo para articular siete distintas conclusiones que inventaron el pueblo para explicar la escena enfrente de ellos. Ninguno de ellos tuvieron el conocimiento correcto de los eventos actuales que había sucedido. Ninguno de ellos tuvieron el perspectivo de verdades eternos, y así ellos idearon tantas diferentes razones para explicar porque hallaron al rey y su casa postrados en la tierra.

Por fin, Abish regresa y al encontrar a todo el grupo en un estado contencioso y confundido, ella inmediatamente va a la reina. La reina y el rey se levantaron y comenzaron a expresar sus testimonios de convicción y de cómo se había ablandado sus corazones hacia el Señor, de las cuales cosas la multitud no tuvo ningún conocimiento.

---
Hay una paralela entre este relato y las doctrinas del apostasía y la restauración del evangelio. Los hombres, cuando se dejan a sus propios diseños, no son listos para entender las cosas de Dios. En los profundos tinieblas de este mundo, buscamos a tientas para comprensión y explicaciones de porque son las cosas. Sin embargo, el conocimiento que viene de Dios, como rayos de luz iluminante, ayudanos entender correctamente nuestra naturaleza y el propósito de nuestra existencia.

La gente que se juntaron en la casa del rey, vinieron sin la luz del evangelio. Al buscar explicaciones, ellos adivinaron muchas causas probables, pero ninguno de ellos fue la verdad. Así lo fue con la Gran Apostasía que procedió a la restauración. Muchos trataron para reformar la iglesia en su día basado en lo que leyeron, pero ninguno tuvo revelación directa de Dios para hacerlo.

martes, 19 de abril de 2016

--Dominada por el Espíritu,-- Alma 19:12-13

Alma 19:12-13

En el tiempo señalado, el rey Lamoni se despierta de su sueño profundo, y allí esta su esposa, la reina, que le esperaba. Las primeras palabras que salen de su boca son estas: -- ¡Bendito sea el nombre de Dios, y bendita eres tú!-- La primera parte de esta declaración tiene sentido. El rey Lamoni acaba de recibir una poderoso testimonio de la realidad de Dios, pero entonces él da la misma bendición a su esposa. ¿Por qué?

Se me hace recordar de la declaración de Jacob, el hermano de Nefi, --He aquí que los lamanitas, vuestros hermanos... sus maridos aman a sus esposas, y sus esposas aman a sus maridos, y sus esposos y esposas aman a sus hijos... y algún día llegarán a ser un pueblo bendito.-- (Jacob 3:5-7)

El rey Lamoni continua testificando que él ha visto su Redentor, y entonces hace hincapié  tres puntos:
  • --y vendrá--
  • --y nacerá de una mujer--
  • --y redimirá a todo ser humano que crea en su nombre.-- (vs. 13)
Estos son puntos curioso de testimonio para mí: muy simple y sucinto. --Vendrá,-- una declaración de convicción, la realidad de lo que vendrá. --Nacerá de una mujer,-- otra manera de definir la condescendencia de Dios; Su humildad y disposición para experimentar la mortalidad. --Redimirá a todo ser humano que crea en su nombre,-- esto es una declaración totalmente cargada. Él logrará la labor de la redención del hombre. Redención es con todo incluido, y a nadie se niega el privilegio de tal. Finalmente, la  vía en que se acceda la redención es por medio de creer en su nombre. Esto es el calificador, pero también es la instrucción en como adquirir la redención: --que crea en su nombre.--

Estas breves frases, acompañados por la influencia penetrante del Espíritu Santo, son suficiente para el rey y la reina para recibir una testimonio personal, y en seguida ambos son dominada por el Santo Espíritu a tal grado que ellos no pueden quedar parados en sus cuerpos mortales y físicos para el momento.

sábado, 26 de marzo de 2016

--La Luz de la Gloria de Dios,-- Alma 19:1-11

Alma 19:1-11

En este grupo de versículos, el rey Lamoni ha sido apoderado por la influencia del Espíritu Santo y ha estado postrado en su cama por dos días. La reina llama a Ammón para averiguar de él el estado del bienestar de su marido para saber lo que debía hacer.

La reina explica a Ammón que los siervos de su marido lo estima como --un profeta de un Santo Dios-- y que él ha tenido --poder para hacer muchas obras maravillosas en su nombre.-- Sobre esta base, en el testimonio de los siervos de su esposo, la reina pide guía de Ammón.

Versículo 6 lea así: 
Y esto era lo que Ammón deseaba, pues sabía que el rey Lamoni se hallaba bajo el poder de Dios; sabía que el obscuro velo de incredulidad se estaba disipando de su mente, y la luz que iluminaba su mente, que era la luz de la gloria de Dios, que era una maravillosa luz de su bondad, sí, esta luz había infundido tal gozo en su alma, que la nube de obscuridad se había desvanecido, y la luz de la vida sempiterna se había encendido dentro de su alma; sí, sabía que esto había dominado el cuerpo natural del rey, y que había sido transportado en Dios.
Aunque no se menciona la fe en este versículo, está al centro de lo que se describa aquí . --Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.--(Hebreos 11:1).  Presidente Monson ha dicho: --No teman... El futuro es tan brillante como su fe.-- Así nos podemos decir aquí que es la certeza de fe en el mensaje de Cristo que haya presentado Ammón al rey Lamoni que haya causado esta -- luz de la gloria de Dios-- a reposar sobre él. Tal fe, como dijo recientemente el Elder Neil L. Andersen, --en el Señor Jesucristo no es algo etéreo que flota libremente en el aire... La fe emite una luz espiritual que se puede discernir.--

Al tener este testimonio de la verdad, Ammón en seguida aconseja al reina para esperar, porque su esposo estaba durmiendo en Dios y en el próximo día, él levantaría de nuevo.(véase vs. 8) La reina crea su declaración y él reconoce la fe de ella: --Bendita eres por tu fe excepcional; y te digo, mujer, que nunca ha habido tan grande fe entre todo el pueblo nefita.-- (vs. 10)

La reina entonces espera todo el resto del día, por toda la noche, y todavía aún se halla esperando al lado de su marido, el rey, en la mañana siguiente.