martes, 7 de febrero de 2017

--Ha sido illuminado... entonces cae... así su condición es peor,-- Alma 24:28-30

Alma 24: 28-30

La mayor oposición a la obra del Señor no es el pagano impenitente. No, más bien son aquellos que una vez fueron bendecidos con luz y luego se alejaron de su iluminación. Desafortunadamente para los miembros de la iglesia de Cristo, eso significa que la mayor oposición está entre nosotros.

Dando un paso más allá, mi mayor oposición al progreso no es externa, es interna. Soy yo y esa tendencia a pensar que porque ya he sido iluminado una vez, estoy bastante bien solo.
Pero "la gran fe caduca en breve si no se fortalece de continuo." (ver "La preparación espiritual: Comiencen con tiempo y perseveren").

---

Es notable también aquí que se trata con el grupo, no el individuo. Los pueblos de los amalekitas y los amulonitas hacia un tiempo para atrás, habián una gente inspirada.  El aviso aquí es para el grupo, el pueblo, una amonestación para velar para el bien estar del pueblo de Dios.

lunes, 6 de febrero de 2017

--El Señor obra de muchas maneras para la salvación de su pueblo,-- Alma 24:20-27

Alma 24:20-27

La primera línea del versículo 20 me ha llamado la atención esta mañana. Hay preparativos deliberados por parte de sus hermanos para destruir al pueblo de Anti-Nefi-Lehi. Creo que el Espíritu está tratando de decirme esta mañana que hay preparativos deliberados en nuestros días para destruir el justo y la rectitud. Siento que es más calculado y más inclinado a la destrucción de lo que cualquiera se daría cuenta. Pero si estos hubieran sido convertidos al Evangelio de Cristo, como hermanos, no habrían sido la oposición.

Ahora bien, lo que sucede aquí es una historia difícil de pensar y considerar, pero es el relato del sacrificio desinteresado hasta el punto de la muerte o de la propia vida, y la conversión resultante de más de mil de sus hermanos que abiertamente se opuso a ellos en el campo de batalla.

La conclusión de esta sección se encuentra en versículo 27: "Así vemos que el Señor obra de muchas maneras a la salvación de su pueblo."

Después de la oración, se me hace considerar las repercusiones de este sacrificio sobre sus familias. Me parece que los relatos de los guerreros no vinculan a los dos grupos directamente (los que habían sido asesinados y los padres de los guerreros), pero quizás en parte, por eso el relato de los guerreros jovenes sólo hace referencia a sus madres. Es muy probable que algunos de sus padres estuvieran entre los que habían sido asesinados.

viernes, 3 de febrero de 2017

--Ya que Dios ha quitado nuestras manchas... no las manchemos más,-- Alma 24:5-19

Alma 24:5-19

Versículo 5 - Necesito recordarme que dentro de un contexto de la caridad, esto es un problema molesto para estos misioneros al ver a sus hermanos amenazados con la guerra como resultado de su conversión a Cristo. Comprometidos por este profundo sentido de deber y amor a sus hermanos, se reúnen en un consejo para determinar la voluntad del Señor en este asunto. Los consejos como herramienta están bien documentados en otros lugares en cuanto a su efectividad en los grupos. ¡Oh, qué bien se logra en los consejos cuando está motivado por la preocupación y el amor genuinos!

También estoy impresionado de que este consejo ocurrió cuando se dieron cuenta de los preparativos de los lamanitas para la guerra. No fue una idea tardía como resultado de una batalla ya librada. A pesar de la experiencia pasada y de cualquier contrainteligencia a la que tenían acceso como líderes, vieron de antemano las luchas que tenían por delante, y por eso aconsejaron colectivamente cómo evitarlo.

La gratitud es un predecesor aquí en la disposición del rey para su posición particular con respecto a su respuesta a las preparación de los Lamanites para la guerra. Con esto quiero decir que repetidamente el rey expresa su agradecimiento a Dios por la serie de acontecimientos que los han llevado hasta este punto de conversión entre él y su pueblo.

El rey enumera al menos cuatro puntos de gratitud por las bendiciones recibidas de "mi gran Dios":
  • Que Dios en su bondad había enviado a los nefitas a predicarles ya convencerlos de las tradiciones de sus "padres inicuos". ( vs 7 )
  • Que Dios había ablandado sus corazones por el espíritu suficiente para comenzar a corresponder con los misioneros nefitas. ( vs. 8 )
  • Al hacerlo, estaban convencidos de sus muchos pecados y asesinatos. ( vs. 9 )
  • Que Dios les había concedido que se arrepintieran, que habían recibido un perdón de estos pecados y asesinatos, y que por los "méritos de su Hijo" se les había quitado la culpa de todo esto. ( vs. 10 )
Entonces, en consideración de todas estas bendiciones, la única forma de amortización es la del arrepentimiento, que conduce a una mayor gratitud por el perdón de los pecados que se les conceden.
----

Estoy considerando más cómo Lamoni explica a su pueblo el proceso de su conversión y por qué este curso particular de acción está razonablemente justificado entre ellos.

El punto central para el argumento de Lamoni es su arrepentimiento y conversión que resultó a través del poder convincente de Dios que fue forjado a través de los misioneros nefitas que vinieron a ellos. ( ver vs. 7 - 12 )

Lamoni dice que "al abrir esta correspondencia hemos estado convencidos de nuestros pecados". ( vs 9 ) Este es un texto similar a estos pasajes que hablan de las labores de Helemán:
Por tanto, Helamán y sus hermanos salieron y declararon la palabra de Dios con mucho poder, convenciendo a mucha gente de sus iniquidades, lo que los hizo arrepentirse de sus pecados y ser bautizados para el Señor su Dios. ( Alma 62:45 )
Y luego el consejo que se dio a Hyrum Smith:
... primero procura obtenerla, y entonces será desatada tu lengua; luego, si lo deseas, tendrás mi Espíritu y mi palabra, sí, el poder de Dios para convencer a los hombres. ( Doctrina y Convenios 11:21 )

Y de ahí el consejo que si se encuentra más adelante en la Doctrina Y Convenios 50: 13-22 para predicar el Evangelio por el poder del Espíritu. Entonces se nos concederá el poder de Dios para convencer a los hombres.

----
El resto de estos versículos están basados ​​en una verdad eterna: es decir, que Dios perdona el pecado y perdona las demandas de justicia a través de la gracia de la expiación de Cristo por los pecados cometidos. Es esta realidad abrumadora, este sentimiento de profunda gratitud por haber experimentado personalmente el perdón de "aquellos [muchos] pecados y asesinatos que ellos cometieron" (ver vs. 10), para los cuales la decisión de no tomar las armas es basado.

Así que, en vista de este profundo sentido del perdón que habían experimentado de primera mano, el rey tiene una preocupación considerable de que si volvían a la guerra que debían perder esa bendición de perdón que habían recibido. Pero en realidad es más que sólo una preocupación de caer en desgracia.

Los versículos 13 y 14 explican la gravedad de la problema. Es que si hubieran de repetir aquellos pecados graves por los cuales ya habían sido perdonados a través de la sangre de la Expiación de Cristo, que habrían caído en un estado peor en el que no podrían obtener el perdón de nuevo. El rey continúa explicando que esto no es sólo su opinión, sino más bien --Y el gran Dios ha tenido misericordia de nosotros, y nos ha dado a conocer estas cosas para que no perezcamos;--( vs. 14 ) Esta verdad se había revelado a ellos.

Esto se aclara más en el versículo 15. El asunto es una cuestión de rendición de cuentas. ¿Responsabilidad por qué? Por la verdad recibida. La decisión de no portar armas fue un resultado directo de entender su obligación con Dios por sus bendiciones. Fue:

como testimonio a nuestro Dios en el día final, el día en que seamos llevados para comparecer ante él para ser juzgados, de que no hemos manchado nuestras espadas en la sangre de nuestros hermanos, desde que él nos comunicó su palabra y nos limpió por ello.
El resultado de la realización de los lamanitas es un pacto que tiene en su núcleo tres mandatos:

  1. "antes que derramar la sangre de sus hermanos, ellos darían sus propias vidas"
  2. "antes que privar a un hermano, ellos le darían"
  3. "antes que pasar sus días en la ociosidad, trabajarían asiduamente con sus manos."
Y por lo tanto:
Y así vemos que cuando estos lamanitas llegaron a conocer la verdad y a creer en ella, se mantuvieron firmes, y prefirieron padecer hasta la muerte antes que pecar; y así vemos que enterraron sus armas de paz, o sea, enterraron sus armas de guerra en bien de la paz. ( vs. 19 )

jueves, 26 de enero de 2017

--Contra el pueblo de Dios,-- Alma 24:1-4

Alma 24:1-4

Cuando revisé los versículos 1 y 2, me vino a la cabeza la idea de que estas personas (los amolonitas y los amalecitas) estaban deliberadamente en oposición a quien creía en Dios. Ahora que los lamanitas se habían convertido a Dios y aunque estos ex nefitas habían tratado de escapar de esta influencia moviéndose entre los lamanitas, la oposición había vuelto a su propio país.

En mi clase de la Escuela Dominical de ayer, estábamos teniendo una discusión sobre la fe, la esperanza y la caridad. Nuestro instructor hizo una observación interesante sobre las falsificaciones del adversario: miedo, desesperación y enojo. Menciono esto aquí porque esto es lo que está motivando a estos ex nefitas a actuar contra el pueblo de Anti-Nefi-Lehi.

...fueron provocados a ira contra sus hermanos por los amalekitas y los amulonitas. 
Y su odio contra ellos llegó a ser sumamente intenso, a tal grado que empezaron a rebelarse...
El miedo puede ser un poderoso motivador, y ha sido durante gran parte de la historia del mundo. Pero la fe es el mayor motivador, la forma correcta y verdadera de motivar según el Plan de Felicidad. Cuando actuamos en fe, el resultado final es alegría creciente. Cuando actuamos con temor, el fruto es confusión y pérdida.

Sin embargo, existe una diferencia entre el temor y la fe. El miedo es la tendencia humana natural. No requiere ningún esfuerzo para cultivar y se encuentra en abundancia. La fe es un don de Dios, y como tal, uno debe orar para obtenerla.

martes, 24 de enero de 2017

--La maldición de Dios no los siguió más,-- Alma 23:7-18

Alma 23:7-18

Leemos en el versículo 7
Porque se convirtieron en un pueblo justo; abandonaron las armas de su rebelión de modo que no pugnaron más en contra de Dios, ni tampoco en contra de ninguno de sus hermanos.

Los símbolos de la conversión a Cristo incluyeron un cambio de nombre y se convirtieron en un "gente muy industriosa".



Es un par de mañanas después del primer día que he leído este grupo de versos. Ahora estoy suficientemente humilde para oír la palabra del Señor.

(¿Cuántas veces se ha repetido este patrón? He llegado a un grupo aparentemente clerical de versículos, un grupo de versículos que parecen estar allí solo por razones de mantenimiento, o para conectar las líneas de la historia de un punto a otro. Pero una y otra vez, no hay nada en este Libro de Mormón sin propósito deliberado. Tal es este pasaje.)

Así que tenemos aquí una lista de las siete tierras que se convirtieron al Señor. La lista puede parecer sólo una lista de nombres al principio. ¿Pero consideramos a los convertidos al Señor con una atención tan superficial y trivial? ¡Jamás! Así que aquí está la lista:
  • La Tierra de Ismael - Esta es la tierra del rey Lamoni, donde Ammon primero ministró. Sin embargo, por su nombre podemos deducir que estos son probablemente los descendientes de Ismael que vino con la familia de Lehi. Esto es significativo en el cumplimiento de las promesas y pactos que probablemente se hicieron a Ismael, aunque no tenemos un registro de eso. Pero aquí está: la conversión de la posteridad de Ismael.
  • La Tierra de Middoni - En realidad no tenemos gran parte de lo que sucedió aquí, pero es significativo notar que esto fue donde Aaron y sus hermanos fueron encarcelados. Antes de su encarcelamiento, sólo había unos pocos conversos. Pero ahora (muy diferente de lo que sucedió en Ammonihah donde Alma y Amulek fueron encarcelados), esta tierra se ha convertido al Señor.
  • La ciudad de Nefi - ¡El corazón de la civilización lamanita! Esta es la ciudad más antigua del continente americano que fue habitada por los nefitas y los lamanitas. Esta es la ciudad que fue alcanzada por los lamanitas, cuando los nefitas huyeron para Zarahemla. Aquí vemos las promesas cumplidas que fueron hechas a Lehi acerca de que su posteridad se convirtiera al Señor.
  • La tierra de Shilom - Esta es la tierra de donde el rey Limhi (hijo del rey Noé) escapó de la opresión de los lamanitas, circuncidando la tierra una generación antes.  
  • La tierra de Shemlón - Esta tierra era también cerca del mismo establecimiento estalished por Zeniff (padre del rey Noé). Hay muchas referencias a ella en el libro de Mosíah. Lo más notable es quizás el pasaje que explica que los sacerdotes malvados de Noé, dirigidos por Amulón, habían enseñado (falsamente) en esta misma tierra una generación antes (véase Mosíah 24:1).
  • La ciudad de Lemuel - No se sabe nada sobre esta ciudad excepto que se nombra después de uno de los hijos de Lehi. Probablemente muy parecido a la ciudad de Nefi, esta ciudad probablemente había estado en existencia desde el principio. Esta ciudad también representa las mismas promesas y convenios que se están cumpliendo. 
  • La ciudad de Shimnilom - Nada está registrado en otras escrituras sobre esta ciudad final.
Verículo 15 dice, --Por tanto, hemos nombrado todas las ciudades de los lamanitas en las que se arrepintieron y llegaron al conocimiento de la verdad, y fueron convertidos.-- Estoy tentado a pasar a la ligera este versículo, pero esta es la razón por la cual estas siete tierras fueron registradas en escritura santa: se arrepintieron, vinieron al conocimiento de la verdad, y --se convirtieron al Señor--. (vs. 13)




Se registra un cambio de nombre con el fin de distinguirse de los lamanitas. El versículo 18 los registra convirtiéndose en un pueblo trabajador, así la maldición que había caído sobre los lamanitas desde que los días de Lamán y Lemuel les habían quitado.

Es una curiosa nota de lado que la maldición que estaba sobre los lamanitas probablemente no fue un cambio literal de color de piel, sino más bien una maldición de impotencia, ociosidad, pecado y abominación, todo lo cual causó una separación entre el Los lamanitas y los nefitas. Esto apoyaría la necesidad y el deseo del rey lamanita de un cambio de nombre en los versículos 16 y 17. El versículo 18 también señala su laboriosidad y la apertura de una correspondencia con los nefitas como evidencias de la maldición que se les quita.

domingo, 22 de enero de 2017

--Porque el rey se había convertido al Señor,-- Alma 23:1-6

Alma 23:1-6

El versículo 3 dice: --porque el rey se había convertido al Señor, así como toda su casa.-- Hay una nota de pie sobre la palabra --casa-- (en inglés)  que me lleva a Génesis 18:19 donde el Señor mismo observa lo siguiente:
Porque yo lo conozco, que mandará a sus hijos y a su casa después de sí que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él.
He leído en Génesis acerca de la historia de Lot, y cómo los ángeles vinieron a la ciudad para advertirle y su casa para salir porque la ciudad de Sodoma iba a ser destruida. Las escrituras dicen:
 Entonces salió Lot, y habló a sus yernos, los que habían de casarse con sus hijas, y les dijo: Levantaos, salid de este lugar, porque Jehová va a destruir esta ciudad. Mas les pareció a sus yernos que bromeaba. (Génesis 19:14)


¡Este soy yo! Lot fue salvado de la destrucción y la maldad del pueblo, ¡pero su familia no lo era! Compare y contraste los dos patriarcas: Abraham y Lot.

¿Cómo llego de ser un Lot a convertirme a ser un Abraham?


----

Este es un relato de una conversión masiva al Señor. Me impresiona cómo organisen la iglesia con maestros y sacerdotes para edificar y solidificar su conversión. Cuando pienso en el Señor Jesucristo, como en Su ministerio mortal, Él siguió estableciendo la palabra de Dios, consagrando maestros y sacerdotes, fomentando la obediencia a los mandamientos de Dios - estos misioneros son verdaderos seguidores del Señor Jesús. Hicieron entre el pueblo lamanita lo que el Señor habría hecho si hubiera estado allí con ellos.

jueves, 17 de noviembre de 2016

--Así que en esto fueron prudentes los nefitas,-- Alma 22:27-35

Alma 22:27-35

Lo que parece ser sobre todo una lección en las fronteras geopolíticas durante la época de los nefitas y los lamanitas, me hace buscar algo más profundo. El autor (Mormón) se toma un momento para explicar en palabras el trazado de la tierra para que podamos apreciar hasta qué punto se difundió la proclamación del rey de los lamanitas.

Pero tengo que creer que hay más aquí. Al aproximarme a mi estudio del Libro de Mormón, existe esta suposición fundamental: que todo lo que está incluido en el Libro de Mormón está escrito para dar un testimonio del Salvador Jesucristo. Así que si eso es cierto (y lo es), ¿qué aprendo acerca de Cristo de estos versículos?


Como la geografía se describe aquí, tengo una imagen en mi mente que los habitantes de las civilizaciones nefita y lamanita se encuentran en el mismo continente. (Pensamientos recientes compartidos conmigo sobre la probabilidad de que los lamanitas y nefitas no tuvieran literalmente diferentes colores de piel, también apoya la mayor necesidad de límites geográficos).

Este continente meridional parece estar separado en tres áreas generales:
  •      La tierra de Nefi en el sur
  •      La tierra de Zarahemla en el medio
  •      La tierra de Bountiful en el norte
La tierra de Zarahemla suena a ser rodeado por todos lados por el desierto.

Aquellos que estaban tratando de seguir a Cristo son los que estaban imponiendo las fronteras. Era la parte más ociosa de los lamanitas que estaban más cerca de los nefitas, viviendo en el desierto que rodeaba la tierra de Zarahemla donde vivían los nefitas. Así que parte del efecto de las fronteras que se estaban haciendo cumplir era crear una separación entre la ociosidad de los lamanitas y la laboriosidad de los nefitas.

También es digno de mención que los nefitas no permitieron que los lamanitas los rodearan por todos lados. Más bien, los nefitas mantuvieron abierta la parte norte del desierto para darles acceso a la tierra hacia el norte. Era un lugar para su retiro.

He estudiado esto ahora hace varios días, y cuanto más he llegado a considerar esto, parece haber un paralelo espiritual aquí en las fronteras fortificadas de los nefitas que lo hicieron para que todavía pudieran mantener su separación. Las Escrituras dicen que esto era sabiduría en los nefitas para que no tuvieran que sufrir las aflicciones de los lamanitas. (Véase versículo 34) Así que todo discípulo de Cristo debe construir fronteras espirituales entre ellos y el mundo. Estos límites individuales, espirituales nos separan de la ociosidad y la maldad del mundo. La necesidad de una separación deliberada del mundo es necesaria para la supervivencia y protección espiritual.

¿Pero dónde más se presenta esta idea?

--Y salid de entre los inicuos. Salvaos. Sed limpios, los que lleváis los vasos del Señor.-- (D y C 38:42)

--Apartaos, apartaos, salid de ahí; no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; sed limpios los que lleváis los vasos de Jehová.-- (Isaiah 52:11)

Lo interesante es que había un límite para separar a los impíos de los justos, los nefitas de los lamanitas. Sin embargo, esa dinámica ya había cambiado en ciertas partes de la tierra de los nefitas, y con la proclamación del rey de los lamanitas extendiéndose por toda la tierra de Nefi, los límites y su propósito estaban a punto de cambiar permanentemente.
Esta es quizás la última vez en la historia Nefita / Lamanita donde existió una frontera tradicional y división entre estos dos grupos, especialmente en términos espirituales. Tal vez fue para este propósito y el paralelo espiritual que podría ser tomado de tal sistema que el editor en este momento en el tiempo se esforzó por incluirlo en el registro espiritual de su pueblo.