lunes, 24 de junio de 2013

--En sus Prósperas Circunstancias,-- Alma 1:16-33

Alma 1:16-33

¿Vivimos en un día donde existe las supercherías sacerdotales? ¿Cómo se defina la superchería sacerdotal?
--[Predicar] doctrinas falsas... por causa de las riquezas y los honores.-- (vs. 16

En estos versículos  se relata una división que resultaba entre el pueblo. Resultaba que por el orgullo y las vanidades del mundo, muchos se separaron de la iglesia. Pero también se mantenía una parte del pueblo que pertenecía a la iglesia que era más humilde aún. Este parte aumentaban en su prosperidad, porque impartieron de sus bienes los unos a otros. Lo más que impartieron a los demás, más bendiciones recibieron ellos.
Y así, en sus prósperas circunstancias no desatendían a ninguno que estuviese desnudo, o que estuviese hambriento, o sediento, o enfermo, o que no hubiese sido nutrido; y no ponían el corazón en las riquezas; por consiguiente, eran generosos con todos, ora ancianos, ora jóvenes, esclavos o libres, varones o mujeres, pertenecieran o no a la iglesia, sin hacer distinción de personas, si estaban necesitadas. (vs. 30)
Lo interesante en este relato es que los que buscaban la prosperidad por media de formas inapropiados no podían hallarla. Mientras los que buscaban la rectitud y humildad y a hacer lo bien en presencia del Señor, no les hacían falta de las cosas que necesitaban, y últimamente sobre abundaron en la prosperidad. 

3 comentarios:

Pesquisas Mormonas dijo...

El circulo de la prosperidad y la iniquidad es tan comun en el Libro de Mormón que casi nos hace pensar si la prosperidad es algo deseable, pero despues se nos dice que la prosperidad material es una bendicion como consecuencia de la rectitud.

Es realmente un tema complicado. Tal vez la prosperidad sea una prueba mas que una bendicion. Includo el mismo Brigham Young dijo que la prosperidad iba a ser una de las grandes pruebas para los santos en Utah.

Brent Leavitt dijo...

Gracias por compartir este pensamiento --que sea más una prueba que una bendición. Esto causa uno pensar, si el fin de vida no es obtener prosperidad,¿Cuál sería el propósito?

No voy a contestar esta pregunta aquí. Pero estoy luchando con esta realidad.

hediel dijo...

La prosperidad es una bendición cuando primero buscamos el Reino de Dios y su justicia, si realmente buscamos su REINO que es amor, paz, bondad, misericordia lo demás nos será añádido como Prueba de su palabra